2 de diciembre de 2016

PPIINA pide a todos los partidos que impulsen y aprueben en el Parlamento su Proposición de Ley

Permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y pagados al 100%: nuevos datos confirman que la sociedad demanda esta reforma

La PPIINA lleva 11 años trabajando por una medida clave para asegurar el derecho de todas las personas a cuidar por igual de sus bebés recién nacidos o adoptados: un permiso de igual duración, completamente intransferible y pagado al 100%.

La evidencia empírica en todos los países nos avala: la mayoría de los hombres sólo se toma los permisos que están bien pagados y además son intransferibles (como ahora el permiso de paternidad de 2 semanas, que se toman 87 padres por cada 100 madres que se toman el de maternidad).

Si se aprueba la Proposición de Ley elaborada por la PPIINA, los padres disfrutarán de sus 16 semanas de permiso como norma, igual que las madres, y se convertirán en papás cuidadores. Las mujeres tendrán mucho más fácil integrarse en el empleo de calidad. Hombres, mujeres, niñas y niños disfrutarán de una mayor corresponsabilidad y armonía familiar, con la consecuente reducción de la violencia.

La sociedad demanda esta reforma. A las muchas encuestas que ya conocíamos, se une ahora la realizada por este equipo de investigación en la que el 90,8% de los padres y el 93,3% de las madres se muestra a favor de la ampliación del permiso de paternidad hasta igualarlo con el de maternidad.

El Congreso de los Diputados ha reconocido unánimemente la necesidad de la reforma PPIINA en 3 ocasiones, la primera en 2012 en la Comisión de Igualdad y la última en el Pleno en 2016.

Se está cociendo una reforma del sistema de permisos, pero nos quieren dar gato por liebre

Así pues, la reforma PPIINA debería ser inminente. Sin embargo, como venimos advirtiendo, se está preparando una reforma trampa destinada a anular el enorme potencial que tendría la equiparación de los permisos. Esta reforma, liderada por el partido Ciudadanos, establecería un permiso intransferible de 8 semanas para cada persona progenitora pero, y ahí está la trampa, introduciría también 10 semanas transferibles.

La PPIINA denuncia la manipulación con la que se pretende hacer pasar esta reforma trampa. La llaman “equiparación de los permisos” pero saben que, si se lleva a cabo, las madres se tomarán mayoritariamente 18 semanas (8+10), más del doble que los padres (8), y seguirán siendo las cuidadoras principales. Por otro lado, a la parte transferible la llaman “de libre distribución dentro de la pareja”, cuando es todo lo contrario: las madres se verán presionadas a tomarse esa parte y los padres a no tomársela. ¿Por qué pretenden hacer transferible un derecho laboral y de Seguridad Social, cuando ningún otro lo es? Precisamente porque tienen una intención no declarada: mantener la desigualdad con apariencia de igualdad.

Además, una vez introducido ese modelo, la parte transferible podría aumentar, y la parte intransferible disminuir; de tal manera que una reforma que ahora tratan de justificar como “mejor que la situación actual” podría ser verdaderamente devastadora, como ya ha ocurrido en otros países.

Desde este punto de vista, se puede calificar la propuesta de Ciudadanos de “neo-machista”, utilizando el término ya acuñado para designar este tipo de “nuevas” estrategias patriarcales que van contra la igualdad en nombre de la igualdad.

La única vacuna contra ese peligro, y la única reforma justa, es la que propone la PPIINA: asegurar que todo el permiso sea intransferible y que se establezca un calendario hasta alcanzar la misma duración para todas las personas progenitoras.

Denunciamos recomendaciones sobre los permisos que, con apariencia de científicas, en realidad carecen de rigor y favorecen de facto la propuesta trampa

La PPIINA denuncia el apoyo que se está dando a esta propuesta manipuladora por parte de instituciones y medios de comunicación que hasta ahora habían prestado escasa atención al diseño de los permisos. Así, un estudio de FEDEA aboga por una reforma al estilo de la de Ciudadanos, añadiendo incentivos para que los hombres se tomen la parte transferible. Esto es contrario a toda evidencia internacional y de todo punto innecesario: los hombres no se toman la parte transferible ni siquiera con incentivos, pero sí se toman mayoritariamente la parte intransferible y bien pagada. Si fuera ese su objetivo, y ya que la experiencia de lo que funciona y de lo que no funciona es abrumadora, ¿no sería más fácil hacerlo bien? El único problema es no querer hacerlo.

En otros países, estas posturas de “especialistas” han jugado un papel crucial para permitir a los gobiernos implantar reformas tramposas como la que ahora se pretende realizar en España, y cuyos resultados están a la vista. Estos investigadores/as no niegan la evidencia pero nos dicen que, aunque la propuesta de la PPIINA es la “ideal”, no debemos ser extremistas y que “hay que negociar”. Desde la PPIINA les emplazamos a que nos expliquen abiertamente qué y con quién deberíamos negociar; y sobre todo por qué es extremista proponer lo que es justo y sabemos que funciona en el mundo real para fomentar la igualdad en el cuidado y en el empleo. Que nos expliquen qué tiene de “ideal” (en el sentido de utópica o irrealizable) la reforma PPIINA, que sí está basada en los datos reales y cuyo coste en esta legislatura no es mayor que el de la reforma Ciudadanos.

Mientras el neo-machismo despliega todas sus argucias, quienes dicen estar por la igualdad real no actúan

La PPIINA denuncia también la pasividad de los partidos que sí se declaran a favor de la reforma PPIINA pero, por el momento, no han llegado más allá de presentarla y votarla como una Proposición No de Ley. Mientras que Ciudadanos declara continuamente que su reforma es prioritaria, estos partidos siguen sin abogar por la reforma PPIINA a un nivel equivalente; siguen sin hacer uso de su enorme capacidad comunicativa para potenciar el debate público; y, sobre todo, siguen sin presentar la Proposición de Ley de la PPIINA para su aprobación por el Pleno del Congreso de los Diputados.

La PPIINA pide a todos los partidos que impulsen su Proposición de Ley. El partido que la presente a tramitación puede conseguir que se apruebe por unanimidad, y será reconocido por ello. Quienes, por el contrario, contribuyan por acción u omisión a que se instalen en nuestro país los permisos transferibles, no podrán seguir diciendo que quieren la corresponsabilidad y la igualdad en el empleo. La PPIINA estará aquí para recordarles constantemente que obras son amores, y no palabras vacías.

Llamada a la acción en este momento crucial

Afortunadamente, en España hay muchas personas que apoyan la reforma PPIINA desde todos los ámbitos: entidades cuyo objetivo es el estudio de los problemas de conciliación como ARHOE, personas investigadoras, periodistas, personas de muy diversos medios profesionales, de los movimientos sociales y, muy especialmente, del movimiento feminista.

La PPIINA dirige a todas esas personas, y a toda la sociedad, una llamada de urgencia: estamos ante un momento histórico en el que podemos dar un paso decisivo o, por el contrario, consolidar la desigualdad por mucho tiempo. No aceptemos ni un minuto de permiso transferible, porque es un insulto a los derechos humanos y a las legítimas aspiraciones de igualdad por parte de la ciudadanía. Contribuyamos desde todos los ámbitos a desmontar, por un lado, la demagogia del neo-machismo y, por otro, la inhibición de quienes dicen estar por la igualdad.

Compañeras, compañeros, este es el momento. ¡Son nuestros derechos y no los queremos a medias!

Proposición de Ley de la PPiiNA

¡Suscríbete a las noticias PPiiNA!

Rellena el formulario y recibirás información periodica de la PPiiNA a través de tu correo electrónico

Protegemos tu privacidad. No compartiremos tus datos y podrás anular tu suscripción cuando lo desees.

¡Te damos la bienvenida! Gracias por haberte suscrito a las Noticias PPiiNA.

Pin It on Pinterest